Historia de los Videojuegos Parte 2

Un pequeño vistazo a la historia de los videojuegos – Parte 2

En el anterior artículo, dejamos la historia del videojuego con el lanzamiento de la primera PlayStation y Nintendo 64, momento que marcaría un antes y un después en la industria, como el que supondría la salida de SEGA del mercado de consolas tras el =fracaso (inmerecido para muchos, dado el riesgo que asumieron y el resultado final que tuvo).

Screen Shot 2018-09-14 at 10.02.12 AM

De hecho, las complicaciones para la compañía comenzaron antes de que la consola llegase al mercado, debido a la contratación de un extrabajador de IBM para que se encargara de diseñar el hardware de la sucesora de SEGA Saturn, decisión que no gustó en las oficinas de Japón y que dio lugar a dos prototipos iniciales, prevaleciendo finalmente la variante nipona debido a una filtración de detalles de la versión estadounidense, con el anuncio oficial del desarrollo teniendo lugar el 7 de septiembre de 1997, apenas un año más tarde de la puesta a la venta de Nintendo 64, dejando claro que SEGA no quería dejar pasar su oportunidad de intentar reinar.

Finalmente puesta a la venta a finales de 1997 en Japón, y un año más tarde en Estados Unidos y Europa, se trató de la primera consola en emplear de forma consistente la conexión a internet para ofrecer nuevas funcionalidades. Además, para intentar evitar la piratería que tanto afectó a PlayStation, empleó un formato propietario, aunque similar, el GD-ROM, de 1,2 GB de capacidad y de tamaño distinto, aunque finalmente, por defectos en su diseño se pudo tanto copiar el contenido de los discos como hacer arrancar CDs normales en la consola por medio de lectores externos.

Pese a este problema, las ventas iniciales fueron muy buenas para la compañía, llegando a sumar más de medio millón de unidades vendidas en las dos primeras semanas tras su lanzamiento. Sin embargo, Sony logró poner fin al buen ritmo de ventas con el simple anuncio de la sucesora de su consola, PlayStation 2, prematuro si lo comparamos con el lanzamiento de la consola (en marzo de 1999, apenas 6 meses después del lanzamiento de Dreamcast, aunque no se lanzaría al mercado hasta un año después), que logró desviar la atención en todos los mercados a su favor.

Screen Shot 2018-09-14 at 10.02.51 AM

De esta manera, SEGA se vio forzada a ejecutar rebajas en el precio de la consola, pero no pasaba por un buen momento económico y en 2001 anunció el cese de producción de la consola y su retirada del mercado de consolas, para centrarse en la producción de juegos y máquinas arcade. Mientras tanto, Sony, con PlayStation 2, consiguió más de lo que logró con su predecesora. Sin entrar en la batalla por el juego online y centrándose más en el aspecto multimedia (la consola era capaz de funcionar como un reproductor DVD, algo que en su momento le hizo ganar ventas, ya que su precio era similar al de estos aparatos, y ofrecía más posibilidades), además de que todos los juegos de PlayStation funcionaban en su sucesora, lo cual la dotó de un catálogo inicial envidiable. El resto, prácticamente, es historia. Con casi un millón de unidades vendidas en su primera semana (lo cual hace parecer pequeño el dato logrado por Dreamcast, ya de por sí impresionante en la época), recibiendo en exclusiva juegos de grandes sagas como Final Fantasy o Metal Gear Solid y catapultando a su segunda consola a una de las más vendidas (con más de 158 millones de unidades) y longevas (recibió juegos hasta el año 2013) de la historia.

Por su parte, Nintendo, que venía de un resultado inferior al esperado con Nintendo 64 preparó su nueva consola para recuperar el terreno perdido, esta vez sí dejando de lado el cartucho y apostando por DVDs de formato propio, llamados Nintendo Optical Disc (pero sin los problemas de diseño que sufrió SEGA con Dreamcast). A pesar de contar con más potencia que el resto de competidoras (última vez que Nintendo aplicaría esta estrategia, como veremos luego), llegó mucho más tarde al mercado (finales de 2001 a Japón y Estados Unidos, y mediados de 2002 a Europa) y le fue imposible hacerse con un hueco ante el dominio absoluto de PlayStation 2.

Screen Shot 2018-09-14 at 10.07.49 AMSin embargo, esta no sería la última consola de esta generación, ya que Microsoft irrumpiría en el sector con Xbox de forma bastante similar a Nintendo, apostando por potencia pura y características que la competencia no ofrecía, pero debido a su tardío lanzamiento no tuvo el éxito que se esperaba. De hecho, el lanzamiento fue originalmente causado por la puesta a la venta de un kit de Linux para PlayStation 2 en Japón, que convertía la consola en un pequeño ordenador personal y que convertía al producto en competencia directa para Microsoft, que decidió contraatacar entrando en el sector.

Screen Shot 2018-09-14 at 10.08.35 AM.png

 

Por otro lado, en el terreno de las consolas portátiles, Nintendo lanzaría Game Boy Advance, sucesora para la Game Boy (y sus diferentes modelos) que además era totalmente retrocompatible, y que le sirvió para mantener su dominio sin competencia realmente significativa.

Además de ser los últimos en llegar, Microsoft también fue la primera empresa en lanzar sucesora, llegando Xbox 360 en el año 2005 potenciando las características de su predecesora, una potente apuesta por el juego online (incluyendo un servicio de pago) y el uso de un disco duro para almacenar partidas guardadas y juegos en formato digital, además de servir para poder utilizar los juegos de la Xbox original. A lo largo de su vida útil dispuso de múltiples revisiones (de lanzamiento podían comprarse Xbox 360 Core y Xbox 360 Premium, pero más tarde llegarían las versiones Arcade, Elite, S y E, con diferentes capacidades de disco duro y tamaño físico de la consola). A nivel de ventas, el llegar un año antes que su competencia le dio una gran ventaja que, si bien no pudo impedir que finalmente vendiera algo menos que Wii y PlayStation 3, le permitió llegar a la nada despreciable cifra de 85 millones de consolas vendidas.

Screen Shot 2018-09-14 at 10.09.23 AM

Nintendo, tras continuar el descenso en ventas con Gamecube decidió arriesgar con su sucesora, y apostó por un concepto totalmente distinto en el mercado portátil y en el de sobremesa. En el primero, presentó Nintendo DS, con formato plegable y dos pantallas, una de ellas táctil, idea que se sigue manteniendo aún hoy, y con Wii en el segundo, centrando la forma de interactuar con la consola en el control por movimiento. Ambas vías suponían ampliar el espectro de jugadores al que apuntaban, con juegos poco convencionales para el público tradicional como Brain Training o Wii Fit, respectivamente, y resultaron ser un éxito total, elevando sus números a 155 y 100 millones de unidades vendidas, respectivamente. Además, gracias a su bajo coste de fabricación (ya que a nivel de potencia eran ambas bastante modestas), supusieron una época de muchos beneficios a nivel económico para Nintendo.

Y esta vez, tras dos generaciones de reinado absoluto, Sony vio como PlayStation 3 no funcionaba de la misma manera que sus predecesoras, cometiendo los mismos errores que sus competidoras en el pasado, como una puesta a la venta tardía o un precio de venta inicial muy elevado (600 euros o dólares, respecto a los 250 de Wii o 400 del modelo más caro de Xbox 360 supusieron una diferencia demasiado grande) además de no ofrecer ninguna característica diferencial, más allá de ofrecer un reproductor de Blu-Ray, un formato que incluso a día de hoy sigue sin haberse establecido para el gran público. Además, a nivel de programación resultaba mucho más complicada que su competencia directa, Xbox 360, y prácticamente cualquier juego que compartiesen salía mejor parado en la versión para la consola de Microsoft. Sin embargo, gracias a los múltiples títulos exclusivos que Sony publicaría, como la saga Uncharted o The Last of Us, conseguiría sobreponerse a su titubeante comienzo y            alcanzaría los 86 millones de copias vendidas, superándola levemente. También dieron el salto a las consolas portátiles con PlayStation Portable, que, si bien consiguió unos números aceptables, no pudo competir con Nintendo DS.

Sin embargo, la elección de ofrecer productos de menor potencia a fin de captar un público más amplio provocó que quedaran técnicamente obsoletas mucho antes que el resto de consolas, llegando las sucesoras de Nintendo DS y Wii en los años 2011 y 2012, respectivamente. Ambas propuestas fueron extremadamente continuistas, apostando por el mismo concepto con pequeñas novedades, como el efecto 3D sin gafas para Nintendo 3DS, o el uso de una Tablet adaptada como controlador principal para Wii U. La ocasión anterior, esta táctica funcionó, ya que se adelantaron (o vieron venir) el potencial de las pantallas táctiles que se expandirían de forma masiva con teléfonos móviles y tablets, y trataron de replicar el éxito sin tener en cuenta que gran parte del público que compró Wii o Nintendo DS ahora se encontraba en teléfonos móviles y tablets, dispositivos que ya satisfacían sus necesidades en lo que a videojuegos se refiere.

Por su parte, Microsoft y Sony pudieron extender algo más la vida útil de sus consolas y esperaron al año 2013 para presentar y poner a la venta sus nuevas apuestas, Xbox One y PlayStation 4. Sus anuncios estuvieron rodeados de polémica, ya que la compañía con sede Redmond pretendía crear un ecosistema (que, además de exigir estar conectados de forma permanente, como es obvio, eliminaba la posibilidad de prestar o vender nuestros juegos, además de obligarnos a instalar todos los contenidos en el disco duro, por lo que el formato físico se volvía simplemente una licencia para permitir la descarga) cuyas ventajas no supo explicar al público y la idea de forzar la compra de Kinect junto a la consola encareció el precio en 100 euros que decantaron la balanza en favor de Sony. Éstos, por su parte, centraron su campaña de márketing en recalcar que su consola no restringiría ninguna de las características que la de Microsoft si limitaría. De esta manera, PlayStation 4 obtuvo ventaja de cara a su lanzamiento, el cual se vio potenciado por el hecho de que en esta ocasión fue su competidora la que resultaba más complicada de programar, por lo que los títulos multiplataforma funcionarían mejor en su consola.

Por lo demás, en esta generación de consolas que aún se encuentra vigente a día de hoy no hubo muchas más novedades, si omitimos que por vez primera se editaron nuevas versiones de las consolas que elevan su potencia base, como han hecho ambas compañías con PlayStation 4 Pro y Xbox One X, actualizando los componentes más importantes (ya que a nivel de tamaño del aparato y capacidad de disco duro se lleva haciendo desde la época de PlayStation 2) para tratar de conseguir, en algunos juegos, una resolución 4K de forma estable.

Screen Shot 2018-09-14 at 10.11.55 AM

Por su parte, Nintendo no se quedó quieta, y ha vuelto a apostar por un concepto de consola más tradicional, pero sin dejar de lado la innovación, con Nintendo Switch, una consola “modular” que puede utilizarse tanto conectada a la televisión por medio del Dock (que aumenta la resolución a la que se ejectuan los juegos), pero que también puede usarse como si de una consola portátil al uso se tratara. Con un comienzo arrollador, marcando el mejor ritmo de ventas de la historia (superando los 18 millones de unidades vendidas en su primer año) gracias a títulos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild o Super Mario Odyssey, ahora la cuestión es ver si Nintendo podrá mantener el ritmo de lanzamientos para sobreponerse a la competencia que viene, confirmada ya en desarrollo tanto por parte de Microsoft como de Sony, y que muy probablemente se presentarán de forma oficial el año que viene y se pondrán a la venta en 2019 o 2020, a más tardar. Dado que aún no hay detalles oficiales de ninguna, cualquier detalle sería pura especulación, de manera que preferimos ser prudentes antes las novedades y esperar a ver qué cambios se dan en los próximos años en la industria del videojuego, y de qué manera afecta a su historia de cara al futuro.

Screen Shot 2018-09-14 at 10.11.55 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s